Skip to content

Open Access to Scientific Information/ Acceso Libre a la Información Científica

February 8, 2012

Open Access (OA) to scientific publications may contribute to more effective dissemination of research and thus increase its impact. OA to research data could enable investigators to validate findings and re-use data to advance knowledge and promote innovation. But at the same time, sharing data openly requires effective data management and archiving. It also presents challenges related to protecting intellectual property and privacy. That is why researchers, librarians, higher education institutions, funding agencies and publishers should continue to work together with the aim of expanding access to scientific information.

Open Access (OA) to scientific journal publications means making them available online for free, rather than charging readers for viewing them.

Scientific journals play a key role in the dissemination of scientific information. Their publishers produce, distribute and archive printed and digital editions of journals. They also administer peer review (PR) process, where articles are examined free of charge by other researchers before publication.

Many researchers, funding bodies and higher education institutions (HEI) believe that  OA is crucial for expanding access to research and increasing its impact. They claim that knowledge emerging from publicly funded research should be made freely available to society. Open Access supporters argue also that free online access to publications would bring social and economic benefits resulting from increased sharing and translation of knowledge.

The majority of subscription publishers have incorporated Open Access models in their business to allow authors to meet funder and HEI requirements in ways that the publishers view as sustainable for the journal.  Indeed, the main challenge of Open Access is how to meet publication costs, especially management of peer review processes, on a sustainable basis.

There are two main models of Open Access, and experts believe that in the future there will be a combination of the two, together with the subscription model.

–          “Green” OA: the author uploads the post-print version of articles accepted for publication to an online repository where they are freely available. Some subscription publishers specify embargo periods of 6-48 months, during which the articles are available only from the printed version of the journal. They do it to protect their subscription income and guarantee a return on their investment.

About 56% of publishers worldwide formally allow authors to self-archive the post-print version (the final draft after peer review, not including copy editing carried out by the journal). Repositories can also contain pre-prints (pre-peer review), research data, and other materials used outside the formal channels of publication. There are two main types of repository.

  • Institutional Repositories (IRs): maintained locally by research institutes. These are seen as a good way of presenting and managing research.
  • Thematic Repositories (TRs): usually organized by discipline; they often contain a high proportion of international research.

–          “Gold” OA: published articles are made immediately available by the journal publisher in return for the so-called APC; an article processing charge. Some publishers like the Public Library Science, BioMed Central and Hindawi provide open access to all of their journals. Many subscription publishers such as Elsevier and Nature Publishing Group have recently launched a few OA journals. A number of subscription publishers offer “hybrid” models for some of their journals, which means that authors can choose to make their articles openly accessible by paying an APC.

Obviously there are natural tensions between sharing data openly and protecting privacy, especially in biomedical and social sciences. However, many funding agencies and HEIs argue that there must be a balance between making data openly available for wide re-use, and protecting research process and ensuring that research data remain useful both for further research and innovation.

Since SiSOB is a publicly funded research project, it must comply with the funding agencies’ regulations. The dissemination model of SISOB follows the Spanish law 14/2011 on Science, Technology and Innovation. Article 37 specifies procedures for open-access dissemination of research results. Also the European guidelines in this area, H2020, place emphasis on open access to research publications.

———————————————————————————————–

House of Parliament. Parliament Office of Science and Technology: “Open access to scientific information”, Postnote nº397, January 2012

Horizon 2020. The EU Framework Programme for Research and Innovation (2014-2020)

Ley 14/2011, de 1 de junio,de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. BOE núm.131, Sec.I, Pág. 54387-54455

El Acceso Libre (Open Access –OA-) a las publicaciones científicas podría proporcionar una diseminación de las investigaciones más efectiva y un incremento de su impacto.  El Acceso Libre (OA) a los datos de investigación puede permitir que otros validen las conclusiones y reutilicen los datos para avanzar en el conocimiento y promover la innovación.  Pero compartir los datos abiertamente requiere una gestión eficaz de los datos y del archivo de los mismos. También presenta desafíos relativos a la protección de la propiedad intelectual y la privacidad. Es por ello que para ampliar el acceso a la información científica se requiere que investigadores, bibliotecas, instituciones de educación superior, organismos financieros y de publicidad, continúen trabajando juntos.

El OA a las publicaciones científicas significa ponerlas disponibles libremente on line, en lugar de que los lectores tengan que pagar para verlas. El OA para los resultados de investigación significa hacer mucho más accesibles los datos de investigación para su reutilización por otros como herramienta para apoyar investigaciones, innovación y un amplio uso público.

En este sentido las revistas científicas juegan un papel central en la diseminación de la información científica. Las editoras producen, distribuyen y archivan en formato impreso u online las revistas. Ellas también administran el proceso de Revisión por Pares (PR), donde los artículos son examinados de manera gratuita por otros investigadores antes de la publicación.

Muchos investigadores, entidades de financiación e instituciones de educación superior (HEI) argumentan que el OA ofrece un camino clave para expandir el acceso e incrementar el impacto de la investigación. El conocimiento de las investigaciones financiadas públicamente debería ser de acceso libre para la sociedad. Los defensores del Acceso Libre exponen que el acceso online gratis a publicaciones provocaría beneficios sociales y económicos, como resultados del incremento de la comunicación y de la circulación del conocimiento.

La mayoría de las publicaciones bajo el formato de suscripción (de pago) han incorporado modelos de Acceso Libre (OA) en su estrategia para permitir a los autores conocer los requisitos de los financiadores y de las instituciones de educación superior, en el sentido de qué perciben los editores  que es sostenible para la revista. El principal desafío del OA es ver cómo cubrir el coste de la publicación, en particular de la administración de la revisión por pares, de forma sostenible.

Hay dos modelos principales de Libre Acceso Libre (OA), y se considera que habrá una mezcla entre los dos modelos de suscripción en un futuro próximo.

–           “Green” OA: el autor deposita la versión final del artículo aceptado para publicarlo en un repositorio online, que los hace disponibles de forma gratuita. Algunos editores de pago fijan periodos de embargo de 6 a 48 meses, durante este tiempo el artículo sólo estará disponible en la revista. El objetivo es proteger sus ingresos por suscripciones y asegurar el retorno de su inversión.

Alrededor del 56% de los editores de todo el mundo permiten a los autores autoarchivar la versión final (el borrador final antes de la revisión por pares, no incluyendo las correcciones para la revista). Los repositorios pueden sólo contener la versión final pre-revisión por pares, datos de investigación, y otros materiales usados fuera de los canales formales de publicación. Hay dos tipos principales de repositorios:

  • Repositorios institucionales (IRs): mantenido a nivel local por institutos de investigación. Estos repositorios son vistos como una buena forma de mostrar y gestionar la investigación.
  • Repositorios temáticos (TRs): normalmente organizados por disciplinas; a menudo centrados, en una alta proporción, por investigaciones internacionales.

–          “Gold” OA: los artículos publicados están de forma automática disponibles en acceso abierto por el editor a cambio del cobro por el tratamiento del artículo (APC). Algunos editores tales como Public Libray of Science, BioMed Central and Hindawi proporcionan Acceso Libre (OA) a todas sus revistas. Muchos editores de pago tales como Elsevier y Nature Publishing Group recientemente han lanzado algunas revistas de Acceso Libre (OA). Muchos de estos editores de pago ofrecen modelos híbridos para algunas de sus revistas, en la que los autores puedan elegir  hacer sus artículos de acceso libre, solo pagando  el tratamiento de sus artículos (APC).

Existen tensiones entre el intercambio de datos abierto y la protección de la privacidad, especialmente en biomedicina y en ciencias sociales. Sin embargo, es necesario llegar a un punto medio entre la protección de los datos y asegurar que estos permanecen útiles para la investigación y la innovación. En este sentido son muchas las agencias de financiación e instituciones de educación superior que argumentan que hay que llegar a un equilibrio entre hacer los datos ampliamente accesibles para su amplia reutilización, y la necesidad de proteger los procesos de investigación y permitir a las universidades explotar su propiedad intelectual (IP).

En este contexto SISOB (An Observatorium for Science in Socity based in Social Models), al ser un proyecto de financiación pública sigue las directrices de las normativas de las instituciones de las que depende. De esta forma, su modelo de diseminación sigue las pautas de la ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación que expone en su artículo 37 los procedimientos y bases de la difusión en acceso abierto de los resultados de las investigaciones. Así como, las directrices europeas en este ámbito, H2020, que especifican insistencia en el acceso abierto a las publicaciones de las investigaciones.

———————————————————————————————–

House of Parliament. Parliament Office of Science and Technology: “Open access to scientific information”, Postnote nº397, January 2012

Horizon 2020. The EU Framework Programme for Research and Innovation (2014-2020)

Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. BOE núm.131, Sec.I, Pág. 54387-54455

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: